Carta del Presidente
Aaron Lee
Presidente Fundador

Las artes sí dan de comer. Bajo esa premisa nació la Fundación Arte que Alimenta, institución que tengo el honor y la responsabilidad de presidir en una época donde la cultura es más necesaria e importante que nunca. La cultura, en todas sus diferentes expresiones, es nuestro mayor signo de identidad, lo que nos hace ir más allá del “ser” y nos hace “humanos”. Y en estos momentos es cuando más debemos relucir nuestro lado más humano y sensible.

Creemos firmemente en el potencial de la cultura y de la educación como vehículo e instrumento en favor de la sociedad. La idea de que el arte puede alimentar tanto en su sentido más literal como en el del desarrollo personal. Por ello, nuestro primer proyecto es el ayudar mediante becas comedor a uno de los colectivos más vulnerables: los niños.

Para los que formamos esta institución, Arte que Alimenta es una filosofía de vida. Una manera de agradecer y devolver a la sociedad un poco de lo mucho que hemos recibido de ella. Y es nuestro deseo que sintáis como vuestro el proyecto de la Fundación apoyando las actividades benéficas, como si fueseis los artistas que participan aportando a través de su arte, su energía y emoción su pequeño granito de arena.

Sabemos que habrá muchos desafíos por delante, pero creemos en el gran potencial de las pequeñas cosas, de los pequeños gestos y pequeñas acciones. Por ello, desde la Fundación Arte que Alimenta, nos ponemos a vuestra disposición y os invitamos a formar parte de nuestra aventura. Porque juntos, somos más.